La operación de trasiego en un vino supone abandonar su exótica e intensa juventud para dar lugar a los aromas que evolucionarán durante su envejecimiento. Pero… ¿Cómo es posible?

La inmensa mayoría de los vinos finos son trasegados para separar el vino de las lías y otros materiales sólidos.

Operación de trasiego del vino
Operación de trasiego manual realizada en Bodegas Muga (La Rioja)

El trasiego consiste en cambiar el contenedor del vino. Durante este proceso, se separa el jugo de los sedimentos sólidos almacenados en el fondo durante la fermentación. Al mismo tiempo, el vino se oxigena para que los aromas evolucionen de forma controlada por el enólogo.

Es posible trasegar el vino tanto con la ayuda de una bomba o mediante el método tradicional empleando el propio peso del vino.

Tipos de trasiego

Es muy común realizar trasiegos con la finalidad de limpiar los grandes depósitos donde se ha fermentado el vino.

Paralelamente, las operaciones de trasiego que más impacto tienen en el vino tienen lugar durante la etapa de crianza. Como los drinklovers más expertos ya conocen, la madera de roble aporta aromas que se complementan con el vino y mediante el trasiego, el enólogo posee la capacidad de introducir diferentes maderas al vino con sus respectivos aromas.

¿Cuántos trasiegos se deberían realizar?

No existe un número estricto de trasiegos para un vino, simplemente el enólogo se debe fiar de su instinto. Sin embargo, existen reglas comunes que se suelen cumplir:

  • Cuanto más grande sea el recipiente, con mayor frecuencia se debe realizar la operación de trasiego.
  • Los vinos filtrados en una fase inicial no necesitan muchos trasiegos.
  • Si se desea la fermentación maloláctica solo se hace la operación de trasiego en la última fase.
  • Otros factores que influyen en las operaciones de trasiego son la temperatura de las bodegas, naturaleza de los vinos y la región de la uva.

No lo cuento, lo bebo

De poco sirve leer artículos de vino si los conocimientos adquiridos no se ponen en práctica. Por eso, dejo a continuación dos vinos relativamente similares que se diferencian en la cantidad de operaciones de trasiego realizadas.

El CVNE Crianza ha sido envejecido 12 meses en barrica y 6 en botella. Reconocido como uno de los vinos más emblemáticos de La Rioja, se caracteriza por su única operación de trasiego. La fermentación maloláctica de este jugo tiene lugar en el depósito, por lo que la operación de trasiego se realiza exclusivamente en la última fase. El maridaje de este vino abarca desde quesos suaves o semicurados hasta estofados y carnes asadas.

Este vinazo ha envejecido en una combinación de barricas de roble francés y americano. Gracias a ello y a los méritos de las uvas riojanas, podemos disfrutar de un 91 Parker a un precio muy asequible.

Si quieres estar al día, recuerda que puedes seguirnos en Facebook e Instagram y enterarte de todas las noticias en el mundo del buen beber.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *