Mostrando todos los resultados 3

Mostrar Filtros

Amaren Crianza 2015

12,50
Amaren Graciano
20%
NAVIDAD
Cerrar

Amaren Graciano 2010

69,90 55,92

Amaren Tempranillo Reserva 2008

31,90 23,93

El vino de la madre.

Bodegas Amaren nace en honor a Ángeles, esposa de Luis Cañas y madre de Juan Luis (Bodegas Luis Cañas, Rioja Alavesa).

En 1995, Juan Luis Cañas estaba ideando elaborar un vino diferente, un vino que expresara al máximo la personalidad de la variedad. Un 100% Tempranillo procedente de varias parcelas de viñedos viejos.

En ese momento, su madre Ángeles fallece y es cuando decide dedicarle su creación, su nuevo perfume: Amaren Reserva Tempranillo 1995. De ahí surge todo, del amor a una madre, porque Amaren en euskera significa “de la madre”.

Ángeles fue un pilar fundamental en la creación y desarrollo de Bodegas Luis Cañas y por ello, su hijo no cesa hasta poder homenajearla con su propia bodega en 2016.

Bodegas Amaren nace en honor a Ángeles, esposa de Luis Cañas y madre de Juan Luis (Bodegas Luis Cañas, Rioja Alavesa).

La bodega está ubicada en Samaniego (Rioja Alavesa), y la rodean 65 hectáreas de viñedo de entre 35 años y 110 años de edad.

Las viñas son de pequeña superficie y se caracterizan por estar situadas en tierras de origen arcillo calcáreo de escasa fertilidad. Con un microclima único, la viña hace honor a la tradición vitivinícola de la región ofreciendo bajas producciones, racimos y uvas de pequeño tamaño y excelente calidad.

Dadas las características del viñedo todas las labores se realizan a mano y en alguno de los casos, con tracción animal. Se trata de cuidar de la tierra de la forma más natural, Respetar el viñedo y su entorno.

Con AMAREN, Juan Luis Cañas elije volver a los orígenes, a sus raíces, y elaborar los vinos en depósitos de hormigón, como se hacía en tiempos de Angeles.

Los depósitos que hoy totalmente restaurados con resina epoxi, y sistema de control de temperatura, protege los vinos de los choques térmicos, permite una mayor extracción de la fruta, y una estabilización natural más respetuosa con el vino.

Amaren Crianza y Ángeles de Amaren son dos vinos perfectos para iniciarse al lenguaje de esta bodega, que se expresa con elegancia, delicadeza y estilo propio.