Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.
Filtro
Filtros activos

Precio

10,00 € - 15,00 €

Añada

Formato

Maridaje recomendado

Categorías

La Aparecida

Bodegas La Aparecida es un pequeño proyecto familiar con profundas raíces en la región del Moncayo y el fruto de una de las fincas más singulares de la zona. La finca que da nombre al proyecto es una única extensión de más de 80 has de cultivo entre cereal, encina, olivo, almendro y vid, a escasos metros del Monasterio de Veruela, centro histórico y origen de la cultura vitivinícola de la región y de las mejores garnachas de Aragón.

La familia Pueyo hace más de 20 años empezó a plantar vid en la zona, intentando devolver a la finca el paisaje que generaciones atrás había tenido durante siglos, prueba viva de ello, sin ir más lejos, es la propia bodega subterránea del pasado siglo cuyos restos aparecen en el centro de la finca.

Bodegas La Aparecida es un pequeño proyecto familiar con profundas raíces en la región del Moncayo y el fruto de una de las fincas más singulares de la zona. La finca que da nombre al proyecto es una única extensión de más de 30 has de cultivo entre cereal, olivo, almendro y vid, a escasos metros del Monasterio de Veruela, centro histórico y origen de la cultura vitivinícola de la zona y de las mejores garnachas de Aragón. La familia Pueyo hace más de 20 años empezó a plantar vid en la zona, intentando devolver a la finca el paisaje que generaciones atrás había tenido durante siglos, prueba viva de ello, sin ir más lejos, es la propia bodega subterránea del pasado siglo cuyos restos aparecen en el centro de la finca. El paraje, situado entre 750 y 800 metros de altitud, está en una situación única por su cercanía al propio Moncayo, y por la proximidad al propio Monasterio. 

El objetivo del proyecto es poner en valor la singularidad de una finca cuyo origen está en la ermita homónima que data del siglo XIII, y en la que descansan los restos del escritor aragonés Julio Alejandro. Para ello en la parte de la elaboración cuentan con el apoyo del Master of Wine Fernando Mora y Mario López de Bodegas Frontonio para intentar preservar en la medida de lo posible la identidad y el potencial de la Garnacha de esta finca única. Desde el comienzo, las primeras añadas (que no vieron el mercado) mostraban un perfil de Garnacha fresca y crujiente, con mucha fruta roja de bosque, y con un potencial sorprendente debido en gran medida a la altura y ubicación del viñedo. Desde el mismo se tiene una visión panorámica de las zonas colindantes y la cima del Moncayo a escasos 20 km. 

2019 es la primera añada que ve el mercado con una producción de aproximadamente 7000 botellas. Una Garnacha fresca y jugosa, elaborada de una manera sencilla y genuina, buscando la precisión y la identidad del viñedo. Depósitos de hormigón para la fermentación y barricas de 500 litros (como mínimo) de segundo y tercer uso sin tostados intensos. Tras su proceso de crianza un tiempo de al menos 6 meses antes de ver la luz. Con todo ello desde Bodegas La Aparecida se busca llevar a la copa la esencia del paisaje de la finca, la fruta roja crujiente y tersa, fruto del viñedo de altura. 

La Aparecida debe su imagen y buena parte de su esencia también, a la relación del paraje y la propia familia con la Becada. El entorno de la finca y los lindes del propio viñedo, son hogar durante un breve periodo de tiempo de este ave misteriosa y casi mística para algunos, además de ser uno de los bocados más preciados, por sabrosos y por difíciles de encontrar. En los tiempos en los que los monjes caminaban por los pasillos del monasterio, y las vendimias se llevaban a cabo ya en tiempos fríos, ésta coincidía con la llegada de las aves a la zona, y era habitual que estas buscasen alimento en la propia cepa si el punto de sazón era el óptimo. Este momento era el que la tradición decía era el idóneo para recoger las uvas. 

Mostrando 1-1 de 1 artículo(s)

Menú

Mi cuenta

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Iniciar sesión